Login Pläsier VIP

Login ¿Se olvido la contraseña?
Registro de miembros

Contacto



Favor de llenar todos los campos.
¡Correo enviado!

Suscríbete a nuestro newsletter

Celebran la segunda edición de las Cuarenta y Una Mesas

Sociales
Artículo AnteriorEl Festival de La Buena Vida c... Artículo SiguienteLanzamiento por todo lo alto d...

El "ballroom" de El San Juan Resort & Casino se convirtió en el punto de encuentro donde conocidos artistas y diseñadores expusieron -en cuarenta y una mesas- la belleza de cada una de las marcas o benefactores que representaban, mientras compartían la magia de una noche llena de creatividad y glamour.

El "mezzanine" superior del salón principal del Hotel capitalino recibió a más de 500 invitados. La espectacular velada dio inicio a cargo de Luisa de Los Ríos y Rafael José, maestros de ceremonia de la ocasión. Pía McCloskey, vicepresidenta de la Fundación Pro-Ayuda de Puerto Rico (FPAPR), agradeció a los presentes su participación en el evento, cuyos fondos recaudados están destinados a las entidades que patrocina la organización.

El escenario fue propiedad de Cuenta Regresiva, quien amenizó la velada. Ana Parga, la chef ejecutiva de El San Juan Resort & Casino, confeccionó un menú especial para el deleite de los invitados, cuyos platos fueron: hojas del huerto mediterráneo con vinagreta balsámica, pechuga de pollo rellena de setas silvestres con salsa bechamel de queso, arroz salvaje y vegetales de otoño, y, el postre, crepas de dulce de leche y fresas. Para esta gala, la artista Dafne Elvira donó su obra Equinoccio, para una subasta silente durante la noche del evento.

FPAPR es una entidad sin fines de lucro fundada en 1989 por un grupo de mujeres defensoras de niños y jóvenes víctimas de maltrato y abandono en Puerto Rico, que vio la necesidad de una organización independiente para abogar por los derechos y las necesidades de estos niños y jóvenes, así como para fortalecer a la familia puertorriqueña.  Sus puntos cardinales son: valorar y proteger a los niños y jóvenes; fortalecer las familias; involucrar a todos los sectores de la sociedad; y unificar propósitos y voluntades.